Zona de conflicto

Venezuela, sociedad mediática y comunidad política. Antagonismos y atolladeros. Ciudad y utopía. Un espacio para cruzarse con los unos y con los otros...

12/01/2005

No delegue en Dios lo que usted debe resolver


El gran signo de interrogación que, como editorial, Teodoro publica ayer en Tal Cual explica lo inexplicable. Después de pasar meses en retóricas erráticas y compromisos mínimos, de andar de un lado para el otro sin sostener auténticamente nada (con el alien del 350 revolviéndose en sus entrañas), la Oposición siente como un gran éxito deslindarse en estos momentos de las elecciones legislativas, y dejar el campo abierto, internacionalmente, para que se diga que en Venezuela se vive un régimen autoritario, dado que el chavismo “se va a apropiar” de todo el Parlamento. Así sin más, sin matices, sin posturas principistas de ningún tipo: si este se sale, yo también, si el otro se retira, pues por qué yo no. Como si lo del domingo, más bien, sólo fuera una larga cola para sellar un cuadrito del 5 y 6. ¿Asamblea Nacional y representaciones plurales? ¿Para qué voy a pensar en clave de 7 años, si Chávez no llega ni a año nuevo?

Esta nueva crisis, fabricada por los partidos sin representación, por los partidos sin fuerzas ni militancias estables, este nuevo salto a la antipolítica anuncia los peores augurios para las presidenciales de 2006. Aquí los que pensaban que Teodoro y compañía podían capitalizar una oposición democrática para las elecciones del año que viene, se acaban de dar un tremendo tortazo con estos factores que desde abril de 2002 han secuestrado la agenda política de la oposición y marcan, con sus diversos saltos al vacío, la dinámica de una opinión pública ligada, estrictamente, a la clase media.

¿Qué se trama? ¿Meternos en las iglesias mientras viene alguna entidad divina y nos resuelve el problema, nos limpia la basurita acumulada en Miraflores? ¿Será que mientras yo rezo, el Espíritu Santo hace el trabajo sucio? ¿Será que ese Espíritu Santo sólo habla inglés? Tamaña hipocresía, muy cristiana, por cierto, responde a una lógica descaradamente golpista y entreguista. Lamentablemente, no estamos al tanto, usted y yo, de cuáles son los planes concretos y cuáles las ganancias a cortísimo plazo que espera obtener, por ejemplo, Primero Justicia, con esta operación de abandono del terreno. Dado que muchos de estos partidos no son nada en realidad, son como los huevitos Kinder, pero sin el juguete de adentro, hay que pensar sobretodo en qué rentabilidad específica e inmediata les producirá este aborto. Como no han tenido ni siquiera la paciencia para querer representar a las minorías en el Parlamento para los próximos 7 años, ¿a qué juega hoy esta oposición?

No lo sé, pero tengan por seguro una cosa: aquí jamás encontrarán ni una sola palabra de adhesión a la guarimbita, al golpe, a la solución extranjera, al paro petrolero, a la desobediencia 350 y a todas esas hierbas antipolíticas... Aquí, lo digo clarito, no encontrarán eco al salto al vacío. Es hora de defender radicalmente unos principios y una actitudes. Es hora de defender el espacio democrático. No se vayan a rezar, amigos míos, el 4 de diciembre, no le dejen a Dios lo que es propio de los hombres, mantengan los ojos bien abiertos y, sobre todo, no se dejen meter nuevamente el strike de los atajistas de oficio, a los que se les ve el bojote desde lejos, y cuando viene el peo de verdad, se esconden y desaparecen, dejando a todo el mundo al garete. Recuerde que ni Ramos Allup, ni Mendoza, ni Gabriel Puerta, ni Julio Borges recibieron un solo rasguño en todas las batallas sangrientas que ocurrieron entre abril de 2002 y agosto de 2004. No dejen que otros, suciamente, hagan el trabajo que usted debe hacer limpiamente.

No acepte esta elección forzada de los "retirados": salga a votar, así sea nulo.


2 Comments:

Blogger Kira said...

100% de acuerdo... Especialmente en que Dios no tiene nada que ver en esto y que no es él el que va a arreglar nada en el país. El tema siempre va hacia el mismo punto. El de asumir responsabilidades civiles, éticas, morales, como quieras llamarles, en sacar de esta confusión de propósitos al país. Me pareció muy lúcido este post. Y aunque he manifestado mi especie de alergia con lo que suene a ideología por el riesgo a los fanatismos dogmáticos si coincido en que hace falta política. Y aunque suene como un disco rayado, seriedad.

4:26 p. m.  
Blogger Héctor Bujanda said...

bueno, Kira, la cosa es que este paso un poco suicida, un poco autodestructivo, también genera unos efectos muy complejos. Y cuidado si estamos, aunque la oposición esté débil y no tenga capacidad de convocatoria, en un momento más complicado que el paro petrolero. Habrá que esperar cuáles serán los movimientos durante los días que vienen...Pero hay algo que me dice que todo esto va para peor....

Saludos

5:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger


View My Stats BloGalaxia